El Uso Inapropiado De La Palabra “Innovación” En Las Empresas Y Cómo Aplicarla Correctamente

El Uso Inapropiado De La Palabra “Innovación” En Las Empresas Y Cómo Aplicarla Correctamente


¡Hey!

Hoy día escucho con mayor frecuencia el uso de la palabra “innovación”, causando un poco de “ruido” en mi cerebro la forma en que se usa. Algunas veces se usa como un término que está de moda para sonar interesantes o sentir que somos más importantes.

Si vemos la definición de la palabra innovar podemos hacer un rápido análisis sobre cómo deberíamos aplicarla:

Considero que la palabra innovación es algunas veces interpretada por las empresas en el contexto de tener que realizar grandes cambios tecnológicos (por ejemplo, crear apps, sistemas complejos de información, entre otros).

Lo anterior podría ser el próximo paso que requiere una gran compañía pero para nosotros como individuos, pequeños empresarios o equipos de trabajo dentro de una empresa considero que debe tener otra interpretación.

Te invito a que hagamos el siguiente ejercicio, donde eres un profesional que desempeña un rol de liderazgo dentro de una empresa:

¿Podrías medir en este momento el nivel de satisfacción de tus clientes (internos o externos)?

¿Es decir, podrías decir con data que te respalde que tu trabajo es calificado por tus clientes al menos con un 80% de satisfacción?

Más aún, ¿has establecido y clarificado con tus clientes las expectativas que deben tener sobre los resultados que les vas a entregar?

Si escuchas de personas a las cuales les brindas servicio las siguientes frases:

“Es que fulano no me atiende”

“Es que mengano no resuelve”

“Ese departamento nunca entrega a tiempo”

“Perencejo no se involucra lo suficiente cuando hay problemas (o no se involucra nunca)”

Si has recibido estos comentarios quiere decir que no has hecho un buen trabajo de escuchar, entender y alinear expectativas con el cliente que vas a servir.

Allí precisamente hay una excelente oportunidad para “innovar”, es decir, reflexionar sobre el valor que estás entregando, definir los cambios que debes realizar, consensuarlos con tu cliente y empezar a ejecutarlos.

Resumiendo, no siempre hace falta implementar el “gran app”, adquirir la nueva tecnología del momento para decir que estamos innovando; en muchas ocasiones, pequeños cambios como tomar una pausa para ESCUCHAR DETENIDAMENTE a tu cliente (interno o externo) es el primer paso correcto hacia un cambio que tendrá un gran impacto el cual será inmensamente valorado por tus clientes.

Reflexiona sobre esto. En estos pequeños pero significativos cambios (innovaciones) está la posibilidad de entregar gran valor a tu cliente o bien convertirte en un ente irrelevante.

¡¡¡Yo no tengo la verdad absoluta!!! Así que por favor comparte y comenta para nutrir la discusión sobre este tema.

Un abrazo,

Luis

+ There are no comments

Add yours